Meditación Budista



Práctica para la atención en el momento presente, según los fundamentos del Buda.

La meditación budista es una práctica simple que busca la atención mental en el momento presente a través de seguir la respiración y considerar la correcta postura corporal. Para meditar, nos sentamos en el piso, en unos almohadones llamados zafus, que permiten asentar establemente el cuerpo para que luego la respiración y la mente también se estabilicen. En silencio y durante varios minutos, simplemente estamos aquí y ahora.

Se puede practicar a cualquier edad, no requiere conocimientos previos ni condiciones físicas especiales. La postura de sentado se adecúa a las capacidades individuales, habiendo varias posibilidades para estar cómodo y estable.

Una práctica breve ayuda rápidamente a percibir la posibilidad de calmar la mente y lo que ello implica: tranquilidad, sosiego emocional, claridad, etc. Una práctica continuada nos permite sostener y profundizar esos estados y llevarlos a la vida cotidiana.

Es posible acompañar la práctica con el estudio de la filosofía budista, el Dharma, y de esta manera profundizar en el camino del Buda, sus métodos y recomendaciones... y tal vez adoptar el budismo como filosofía de vida.

Constituye una opción para lograr el bienestar interior y fluir con el exterior, en base a una práctica con beneficios comprobados que posee 2600 años de antigüedad.


» POR CONSULTAS, RESERVAS DE LUGAR Y TURNOS, HAZ CLICK AQUÍ.