Autoconocimiento Energético



La sinergia cuerpo-mente-energía nos convierte en un todo que experimenta la vida sin esfuerzo.
Las incoherencias entre estas partes nos disocian, convirtiendo la existencia en algo agotador.
......................................................

Somos un cuerpo físico y material, con forma y sensaciones. A través del cuerpo experimentamos la vida y esa experiencia afecta el cuerpo, cambia la postura, la forma de respirar, de estar de pie, de caminar.

Somos una mente que genera pensamientos, ideas, juicios, que sostiene creencias y respeta o rompe mandatos. A través de la mente tenemos una idea de nosotros mismos generalmente disociada de lo que realmente somos.

Cuerpo y mente también son experiencia emocional. Emerge en nuestro interior, a partir de vida y pensamiento, el mundo emocional que no conocemos en profundidad y con el que no sabemos interactuar.

Y somos ENERGÍA... alma, espíritu, esencia, somos un SER. Y a este Ser realmente lo conocemos muy poco.

Por nuestro cuerpo circula energía a través de canales y centros energéticos descriptos por taoístas e hinduistas milenios atrás. Esta energía interactúa con lo corporal, lo mental y lo emocional, modificándolo. Existe una sinergia constante entre cuerpo, mente, emociones y energía que puede ser armónica o desarmónica.

Nuestro cuerpo-mente es, a su vez, un campo energético y cada componente es otro campo energético menor: órganos, glándulas, células, pero también pensamiento, emoción, idea, creación, todos son energía. Este mundo interno energético es inmenso y no lo conocemos. No sabemos cómo gestionarlo, cómo activarlo o equilibrarlo.

A su vez, pertenecemos… familia, religión, profesión, nacionalidad son solo algunos de los espacios intangibles que son también campos energéticos externos a la persona, pero la que componen, la definen, suman ideas, creencias y emociones a la individualidad.

Estamos conectados interna y externamente a través de la energía y fluye la información por nosotros hacia dentro y hacia fuera constantemente.

Cada persona tiene la potencialidad de gestionar su propia energía en armonía, de alinear de manera sustentable su campo energético y elegir de manera consciente con qué conectarse, qué energía y con quién intercambiar, para logar estados de coherencia interna / externa que se traducen, a nivel físico – mental – emocional en paz interior, salud, poder, comodidad, fluidez.

Es posible aprender a regular, armonizar a interactuar conscientemente con el sistema energético humano, individual y global. Esto comprende:

El sistema de chakras corporales y extra-corporales.
El sistema de meridianos comunes y extraordinarios.
El campo energético humano.
Las capacidades energéticas – perceptivas de las personas.
Las formas de intercambiar energía con otras personas.
La existencia tridimensional.
La existencia multidimensional (5D).
Los campos morfogenéticos.
Las memorias cuánticas y el acceso a la información.
La red de consciencia energética a la que pertenecemos.

Inicia este camino de autoconocimiento si tienes una intuición o consciencia energética incipiente y te interesa desarrollarla, si tienes capacidades perceptivas que te interesa comprender y desarrollar, o simplemente porque comprendes que trabajar sobre tu energía de manera activa puede resultar beneficioso para tu vida en general.

Es apasionante para mí compartir estos conocimientos y acompañar a personas en el descubrimiento de su potencialidad energética.

» POR CONSULTAS, RESERVAS DE LUGAR Y TURNOS, HAZ CLICK AQUÍ.